Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Buen pleito

Un minuto de reflexión.

Los problemas en Lerdo con la nueva administración municipal continúan, ya que de entrada el alcalde priísta Homero Martínez despidió a una parte del personal del Cuerpo de Bomberos, pero ahora, un grupo de sindicalizados le hicieron un plantón en la entrada a la presidencia municipal, por lo que evitaron que los empleados entraran a trabajar.

Según el dirigente sindical, no se les ha depositado el pago de su quincena a los sindicalizados, aclarando que a los que están en la modalidad de considerados y a quienes acaban de integrarse al sindicato.

Dijo que son más de 20 los considerados, además de los activos que se han dado de baja sin ninguna explicación. El dirigente sindical dijo que tras una plática con Homero Martínez, no se llegó a ningún acuerdo, ya que el argumento del alcalde es que durante la campaña no se le apoyó, por lo que vinieron las represalias, pero que no se debe confundir el trabajo con las campañas electorales.

Claro que también el presidente municipal dio su postura, aclarando que se evalúan las condiciones de los nuevo sindicalizados activos y considerados, ya que se han detectado irregularidades en el procedimiento para su pensión, así como para la integración del personal nuevo.

Mencionó Homero Martínez que 25 personas fueron sindicalizadas, entre las que se encuentran Josabed Anchondo, exdirector de Comunicación Social y la exsecretaria Monica Moreno, quienes perciben un sueldo diario de 800 pesos.

Entre los que tomaron la presidencia municipal hay personal que recolecta basura, quienes representan según el alcalde, un costo de 62 millones de pesos, además de prestaciones como el jabón, botas, despensas, sueldos y hay empleados de ese departamento que ganan hasta mil pesos diarios, lo que no gana un profesionista.

Mientras que el alcalde habla de disminuir el costo de este departamento, los sindicalizados defienden su postura, por lo que todo indica que será un cuento de nunca acabar. Todavía no tiene un mes la administración municipal lerdense, los problemas están a la orden del día y hasta el momento nadie quiere dar su brazo a torcer.

walter.juarez@milenio.com