Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Sábado
Domingo
Lunes
Martes
Miércoles
Jueves
Viernes

Pronóstico en video

Como un menhir

Flor de cacto

Recientemente estuve leyendo sobre estructuras, ante el gran interés que ha manifestado mi hija sobre la arquitectura desde hace varios años y por la curiosidad que me despertó cuando habló de todo lo que tienen en común plantas, animales y edificios.

Estoy fascinada con todo lo que me ha compartido y le estoy profundamente agradecida por mostrarme aspectos que no había considerado y que son tan importantes para comprender mejor al mundo.

Cuando ella se dio cuenta de que la geometría analítica no es mi fuerte, me mostró planos donde resaltaba ángulos y me hizo voltear a ver diversas construcciones en las calles deTorreón.

Luego me mostró dibujos del esqueleto humano y describió cómo las palmeras están estructuradas de manera que resisten las fuertes tolvaneras de nuestra región sin romperse.

Cuando leí sobre menhires, esas formas megalíticas que representan las primeras edificaciones humanas, supe que los principios esenciales para su creación han sido la resistencia, el equilibrio y la estabilidad, y sí, inevitablemente lo relacioné con mi vida.

Esas enormes y enigmáticas rocas talladas por el hombre y colocadas en diversos sitios por alguna razón que hasta ahora tratamos de comprender (hay quienes les dan interpretaciones metafísicas), han resistido miles de años y podemos aprender de ellas.

Es necesario buscar nuestro equilibrio físico y emocional; aunque nos cueste reconocerlo, el ejercicio y la alimentación balanceada nos llevan a sentirnos muy bien y tener un mejor rendimiento.

Podemos aprender a administrar nuestro tiempo y recursos para mantener estabilidad, hagamos una pausa para descansar de la pesada carga de trabajo que nunca se acaba y disfrutemos a nuestra familia.

En consecuencia, si logramos equilibrio y estabilidad, sin importar los momentos complicados, podremos resistir lo que sea.

Ahora me detendré más tiempo frente a cualquier edificio para ver más allá de su fachada y recordaré que está de pie porque mantiene equilibrio, estabilidad y resistencia.

silvialanderosh@gmail.com