Mejor quítense el cubrebocas y bésense todos, es más sencillo que medio protegerse Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Equilibrio

VERTEBRAL

Me resulta indignante (sin que mi comentario suene xenófobo) ver las imágenes con las que abrí el Telediario del pasado viernes.

Se trata de jóvenes en medio de tremendo antro en Wuhan, China antiguo epicentro de la pandemia, los jóvenes que asistieron al club nocturno coincidieron en que no tienen miedo de un rebrote porque ya lograron vencer al Covid.

Voy a recordar este 2020 con escalofrío por la manera en la que nos cambió la vida, antinatural, porque el ser humano está diseñado genéticamente para ser gregario y la pandemia nos dividió, simplemente con el aislamiento y en el peor de los casos con la muerte de seres queridos.

Sí estoy indignado, pero también creo que es un proceso natural el que la gente busquemos a como dé lugar, nuestra vida, la normalidad.

Entiendo a los chinos que ahora quieran retomar sus actividades regulares y que no sacan esos videos para burlarse del mundo, simplemente se trata de la cruda realidad, mientras unos disfrutan, otros padecen, mientras unos están bien, otros mal, guerra, creación, ying, yang (equilibrio, para los occidentales).

México será el primer país en Latinoamérica en aplicar la vacuna a su población y Coahuila el primer estado junto con la Ciudad de México, pero insisto, la vacuna no es la panacea permitiría, en todo caso, que las personas con comorbilidades no murieran en el proceso, pero el contagio está latente.

Definitivamente debemos continuar con las recomendaciones de los expertos: Mantenerse en casa, uso de gel antibacterial, lavado constante de manos, que se nos olvidan constantemente.

Me gustaría que hubiera transitado sobre la calle Gaviotas entre las colonias Torreón Residencial y Fovissste el jueves pasado, la "fayuca", no lo podía creer.

Parecía que regalaban, literal que regalaban la ropa, las frutas, los tacos, los artículos "gabachos", la gente arremolinada espulgando las pacas ¡Ah! Pero eso sí, todos con cubrebocas, excepto en el puesto de los tacos donde ubicaron (en medio de la "fayuca) siete mesas, todas llenas de gente comiendo por supuesto a 10 centímetros una de otra y para aderezar el cuadro, un hombre con un tambor cantando sin cubrebocas, me daban ganas de bajarme del coche y gritarles:

Mejor quítense el cubrebocas y bésense todos, es más sencillo que medio protegerse.

Así las cosas mientras unos nos encerramos, otros salen a turistear en medio de la pandemia, equilibrio al final del día.

angel.carrillo@multimedios.com