Pasar al contenido principal

O somos o no somos

VERTEBRAL

Ángel Carrillo

Conductor de noticias

Rosario Castro salía de la administración municipal de Lerdo y un grupo de trabajadores, sintiéndose afectado por la renovación (natural) de las posiciones en el umbral de un inminente cambio de gobierno, decidió demandar al Ayuntamiento por “despido injustificado” (como si los “chambistas” políticos no supieran los tiempos de caducidad de los municipios).

La “bolita” se la fueron echando todos: Rosario a Carlos, Carlos a Roberto, Roberto a Luis y Luis a María Luisa a quien le “tronó” la “papa caliente” en las manos.

La alcaldesa desesperada por la falta de recursos implora (en cualquier foro) buena voluntad de los demandantes y hasta yo lo haría, pues la suma que piden supera los 130 millones de pesos (y las participaciones anuales del municipio son de 400 millones, una cuarta parte del presupuesto, haga cuentas).

El resumen es que ninguno de los ahora ex alcaldes le tomó importancia al asunto. A Rosario Castro, ahora Secretaria de la Contraloría del Gobierno de Durango, no le interesó al inicio, menos ahora y para muestra bastan los dichos de la alcaldesa González Achem quien asegura que Rosario Castro tiene trabajando a algunos de los inconformes en su equipo allá en Durango, en la mismísima Secretaría de la Contraloría, “o somos o no somos”.

Y ahí anda María Luisa, tratando de “tocar corazones” con los ex trabajadores, los que ven en Lerdo un “botín” y con los que, a la sombra de un cargo público protegen a los oportunistas. La alcaldesa de Lerdo le apuesta al diálogo, a los acuerdos, pero no estoy muy seguro de que este método aplique siempre.

Ahí está la otra alcaldesa, la de Gómez Palacio (y no es que sea un ejemplo fehaciente de virtudes gubernamentales) pero, lo que sea de cada quien, cuando a “La Señora” se le cruza algo por el camino, no duda (con su peculiar estilo) en retirarlo sin miramientos, en esta ocasión creo que sus métodos funcionarían a la perfección, porque siendo honestos, nadie va a interceder por María Luisa ante la Corte, el fallo que esta instancia emita será prácticamente inapelable y pagará hasta el último centavo.

Dice la alcaldesa González Achem que su equipo jurídico está trabajando en materia legal para que el impacto económico sea el menor, sin embargo el conflicto está tan avanzado, como para que con algunos “curitas” puedan rescatar algo.

¿Qué opinará “Chayo” del tema? Sabiendo que uno de sus actuales colaboradores en la Secretaría de la Contraloría (Héctor Rivas Jáquez) tiene demandado a su municipio por una suma millonaria, porque la falla viene de origen, Rosario ha sido alcaldesa en dos ocasiones, abogada y una mujer (sobre todo) oriunda de Lerdo ¿Qué no les advirtió a sus huestes que la administración comenzaba en una fecha y terminaba en otra?