Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Que comiencen los Juegos del Hambre

Vertebral.

Definitivamente a nadie nos gusta pagar impuestos, ni servicios, la vida es (en general) cara y complicada.

La Recaudación de Rentas de Coahuila emprendió sendos operativos para multar y (eventualmente) retirar vehículos que no hayan cumplido con el canje de placas, el miércoles pasado personal de Recaudación de Rentas instaló un retén para ubicar a los contribuyentes incumplidos y ejercer medidas hasta cierto punto, coercitivas. A mí me tocó transitar por el lugar y efectivamente hubo caos vehicular.

Minutos después, el Alcalde Zermeño se enteró y de alguna manera aprovechó el momento para llegar al lugar y retirar (personalmente) los trafitambos y con esto disolver el retén, una medida sumamente popular, aplaudible, loable. Gracias Alcalde.

A Miguel Riquelme no le gustó nada la reacción “ninja” de Zermeño y creo que se van a armar “los madrazos”.

Lo que espero con esto es que el Gobernador de Coahuila venga a Torreón un sábado a las dos de la mañana y retire los operativos alcoholímetros porque con estas acciones se recauda una muy buena cantidad de dinero o evite que los trabajadores del Simas corten el agua, porque no me parece justo que unos paguemos las contribuciones obligadamente y otros no.

“O todos coludos o todos rabones”, dirían las abuelitas, somos una sociedad injusta y aderezada con una inerte encrucijada política.

Si por mi fuera no pagaba la energía a la Comisión Federal de Electricidad que consumo en casa, pero qué ocurriría, la cortan inmediatamente (me ha pasado en dos ocasiones), me gustaría no pagar el agua, pero qué pasaría, cortarían el servicio, yo no le quiero pagar a Recaudación de Rentas el cambio de placas ¿Para qué? Esas que traía mi coche estaban bonitas, pero qué ocurriría, me multarían ¿No?

Quiero ponerme hasta “las chanclas” en algún bar del Barrio Morelos, al terminar subirme a mi coche y llegar a mi casa, pero seguramente en los voraces alcoholímetros me detendrían, me meterían a la cárcel y tendría que pagar una “multota”, quisiera vivir en Las Villas pero no me puedo meter a invadir una casa en ese lugar, quisiera una camioneta “Escalade” americana 2020, pero no existe permiso federal para tal efecto.

Ni modo, si queremos seguridad y desarrollo debemos cooperar todos, pero todos, no nada más los conscientes y cumplidos.

Y nuestros gobernantes no nos pueden discriminar de esta forma: ¡Yo digo!

angel.carrillo@multimedios.com