Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Miércoles
Jueves
Viernes
Sábado
Domingo
Lunes
Martes

Pronóstico en video

Solo falta el marco legal

Buscador

Con bombo y platillo ayer fueron inauguradas las instalaciones del Cuartel Militar que albergarán a tres mil 200 elementos que integran la Onceava Brigada de la Policía Militar y la unidad habitacional para sus familias. Un complejo importante por su magnitud y por el papel que representará para la seguridad no solo de esta región de Coahuila, sino para los estados de Durango y Chihuahua.

Hasta el momento los resultados han mostrado que militarizar la seguridad ha sido la respuesta que ha contenido, al menos en Coahuila, la fuerte ola de violencia y de hechos delictivos.

Según las cifras oficiales los homicidios dolosos disminuyeron en 70 por ciento, las extorsiones en 77 por ciento, los robos en carretera con violencia bajaron 89 por ciento y los secuestros en 50 por ciento de acuerdo a estadísiticos comparados con el año 2012.

Lo anterior también refleja que el problema no está resuelto y faltan acciones por realizar, sobre todo analizando lo que sucede en el resto de la República.

Como lo han mencionado las autoridades estatales la apuesta es resguardar el estado fortaleciendo la presencia de elementos castrenses que defiendan la seguridad de la región.

El presidente de la República, durante su discurso inaugural mencionó un tema que resulta de trascendencia, el marco jurídico que respalde la labor de las fuerzas armadas, no solo en el estado sino en todo el país, el cual dijo, se está trabajando.

En definitiva es reconocido por todos la labor de los militares para desarticular bandas de secuestradores y del narcotráfico. Actualmente existe confianza en ellos, sin embargo esa misma fuerza puede ser factor de excesos y abusos si no está bien regulado el marco legal de su actuar. Asimismo es importante el respeto que debe existir hacia la población civil.

Lo anterior es algo que no debe soslayarse.