Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Leonora Carrington fue dueña de cautivadora sonrisa Poniatowska

La escritora destacó también el amor de la artista surrealista por su jardín.

Pensar en la artista surrealista Leonora Carrington (Lancashire, Inglaterra, 1917, Ciudad de México 2011) despierta en la escritora Elena Poniatowska (1932) un sentimiento de gran felicidad, la recuerda como una gran pintora y escritora, pero también como la mujer que le gustaba cuidar su jardín y le regalaba cautivadoras sonrisas, “yo siempre sentí un gran amor por Leonora y por todo lo que ella hacía”.

Ese amor lo plasmó en su novela “Leonora”, publicada en 2011, donde recupera en 512 páginas la esencia de una artista de espíritu aventurero e indomable, que si bien nació como la rica heredera de un magnate de la industria textil, decidió desafiar las convenciones sociales, a sus padres para luchar por sus propios ideales.

“Leonora es una novela que tejí con hilos de mucho amor, producto de las largas conversaciones que tuve con ella cuando la iba a visitar, de investigar sobre ella y de leer sus propios cuentos”, asegura la ganadora del Premio Cervantes 2013 en entrevista con Notimex.

La periodista conoció a Leonora Carrington en la década de 1950, aunque a la pintora no le gustaba ser entrevistada, Poniatowska sostuvo largas conversaciones con ella, para públicar una entrevista con ella por primera vez en el periódico “Novedades”.

“Un día la fui a visitar a un museo, vi cómo bajaba la escalera y desde ahí me sonrió con tanto gusto que nunca lo olvidaré; es una sonrisa que tengo siempre impresa en mi cabeza y en mi corazón”, compartió la también autora de “Las siete cabritas” y "Tinissima".

Sus encuentros eran en la galería de Arte Mexicano de Inés Amor, en la galería Antonio Zouza o en comidas compartidas con Elena Urrutia, Isaac Masri, Natalia Zaharías, María Félix o la pintora Eliana Menassé, y “siempre tenía una sonrisa para mí”.

Por ello, hablar con Leonora Carrington de su infancia y su vida -para luego escribir una novela sobre ella-, fue tarea sencilla para la periodista que ahora, a sus 85 años de edad y sentada en la tranquilidad de su hogar, rememora con mucha nostalgia.

“Leonora” es una aproximación a lo que sería una exhaustiva obra biográfica de la creadora de obras como “Té verde”, “Retrato de Max Ernst” y “La casa de enfrente”, sin embargo, Poniatowska aclara que no se trata de una biografía, porque “esa tendría que hacerla un biógrafo”.

“Si pudiera escribir la biografía de Leonora lo haría con gusto, aunque esta novela puede estimular a que otros hablen de ella porque aún hay innumerables vertientes que descubrir”, indicó la autora que actualmente promociona una nueva edición de su libro “Soriano. El niño de mil años”.

“Leonora no es sólo un acto de amor sino también un homenaje a la vida y a la obra de esta mujer que ha hechizado a México con sus colores, sus palabras, sus delirios, sus arranques, sus historias”, explicó Poniatowska cuando publicó la novela en 2011.

Finalmente, la escritora comentó que actualmente trabaja en una nueva biografía, ahora dedicada a su familia polaca, los Poniatowski, “me está costando un trabajo horrible porque no sé polaco, no sé de geografía ni de historia de Europa, así que eso me angustia”.

Dijo que ha tenido que regresar 200 años atrás, con el último rey de Polonia, que fue Estanislao Augusto Poniatowski, “saber inglés y francés me ayuda mucho, pero ha sido complicada la investigación, espero acabarla pronto”, concluyó.