Declaratoria de desastre para Durango Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Declaratoria de desastre para Durango

A consecuencia de las afectaciones que se registraron el 23 y 24 de octubre durante el paso del Willa

Debido a los daños que se tuvieron en Durango, se recibió la autorización de la declaratoria de desastre por parte de la Secretaría de Gobernación, informó el gobernador José R. Aispuro, quien detalló que los días 23 y 24 del pasado mes, Pueblo Nuevo, Mezquital y Durango capital, fueron los más afectados.

Los tres órdenes de gobierno se avocaron a atender la emergencia producto de estas fuertes lluvias que generaron el desbordamiento del río Tunal, por la cantidad de agua que ingresó a la presa Guadalupe Victoria, realizando los trámites para que se autorizara esta declaratoria, dijo el mandatario.

Comentó que, a raíz de ello, se ha autorizado la declaratoria de desastre que atenderá los daños a la infraestructura carretera, hidráulica en escuelas y viviendas, por lo que, en los próximos días, alrededor del 12 de noviembre se validarán los daños que se presentaron, para que de inmediato se atienda esta infraestructura y devolver las actividades normales en estos tres municipios.

“En el caso de la capital, se visitaron las localidades de El Pueblito, donde hay 188 domicilios afectados, entre menaje, vehículos, viviendas y negocios, ascendiendo los daños a un aproximado de 700 mil pesos; se atenderán aspectos de salud para evitar brote de enfermedades o de plagas de algún tipo. Además, en el caso de las comunidades de Felipe Ángeles con 87 viviendas, López Rayón, 5 de febrero, Valle Florido, fraccionamiento Galicia y otros más que recibieron perdidas por las inundaciones”, apuntó.

Además, destacó que uno de los municipios con mayor afectación es El Mezquital, donde hay 24 comunidades afectadas y algunas incomunicadas y afectación a sistemas de agua potable, por lo que ya se atiende sus necesidades. Así como restablecer algunos techos de vivienda dañados.

De igual forma el gobernador destacó que en Pueblo Nuevo, se tiene 36 comunidades afectadas en actividades agrícolas y ganaderas.

Remarcó que atender las afectaciones es un compromiso del Estado y de la Federación, dado que en el Valle del Guadiana se acababa de sufrir una granizada y por lo tanto hay daños en viviendas que se ubican en márgenes del río Tunal.

De esta manera el Gobernador agradeció la disposición que mostraron las autoridades centrales para atender la contingencia natural y aunque reconoció que el huracán no llegó a Durango con toda la fuerza con la que se esperaba, sin embargo, los remanentes fueron suficientes para dejar afectaciones; agrego que, pese a ello, el Estado se encontraba preparado con cerca de 600 elementos de la CFE listos para atender cualquier contingencia. Pero cada una de las dependencias estaba preparada para enfrentar y atender cualquier situación que se hubiera presentado.

“Estaremos pendientes de esta declaratoria para poder acceder pronto a los recursos para atender las necesidades de las comunidades afectadas”, concluyó el mandatario.