Subsecretario General de Gobierno, José Luis López Ibáñez.

El nivel de huelgas que hay en Durango es el normal, como en cualquier estado, pero se percibe que es un nivel alto, dijo el subsecretario General de Gobierno, José Luis López Ibáñez, aunque aseveró que la cifra es elevada ahora porque en las pasadas administraciones se ocultaba.

Explicó que la mecánica para que no salieran a la luz era la intimidación a quienes promovían los movimientos obreros, para que el gobierno tuviera una imagen de paz laboral, pero aseguró que en la actual administración los trabajadores cuentan con la libertad de ejercer sus derechos constitucionales como mejor les convenza.

Hizo hincapié en que en la actual administración no se paga a los negocios por contratar gente, sino que se ofrecen las condiciones de diálogo para estabilizar el empleo y la posibilidad de generar más plazas.

Expuso que la actual administración es la responsable de ofrecer las condiciones para que los empresarios que decidan invertir en Durango crezcan y por el desempeño se creen plazas laborales para los ciudadanos de la entidad.

Respecto al tema minero, comentó que siguen las negociaciones con Altos Hornos de México para que reanuden operaciones en el Cerro del Mercado en el municipio de Durango y exteriorizó que han buscado platicar con ambas partes, la empresa y el sindicato, para llegar a un acuerdo.

Comentó que en los demás conflictos mineros, dijo que es un derecho constitucional que se registren huelgas, y en un estado democrático se puede hacer uso de este derecho.