Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Reconoce ICED trabajo de artistas duranguenses

El Gobierno del Estado a través del Instituto de Cultura del Estado de Durango (ICED), ha fungido como trampolín para impulsar y apoyar el talento de duranguenses en las artes, y en está ocasión, destacó el trabajo del actor Jesús García por 50 años de hacer teatro para la sociedad duranguense y visitantes.

La titular del ICED, Socorro Soto Alanís, extendió el reconocimiento a todos los duranguenses que han sobresalido en las artes, además de compartir su talento en un sinfín de talleres, cursos y exposiciones.

Su mayor satisfacción del duranguense, es haber conocido a personas que aman el teatro tanto como él, y que ha aprendido de la gente que quiere compartir sus conocimientos y experiencias, entre ellas, García menciona a José Ángel Soto Favela con quien pudo hacer a un personaje dentro de la obra “Arquímedes de Siracusa” dentro de un Programa Nacional de Teatro Escolar. Celebra en profesionalismo con el que este proyecto fue realizado pues se dio un gran cuidado a los pequeños detalles que hacen grandes obras de teatro.

Después de 50 años como actor Jesús García espera seguir haciendo teatro, actuando pero también dirigir; asegura tener la dicha de haber dirigido desde niños, adolescentes delincuentes y en lo que él llama “las ligas mayores” la gente que está en el CERESO, con señoras de la tercera edad. En muchas ocasiones readaptando las obras para después poder montarlas.

Soto Alanís mencionó que entre las anécdotas más memorables del actor, relata que el día del estreno de “El paraje de la luna rota”, que se realizó en Parral, tuvo que sepultar a su madre, aun así fue a dar función para mostrar su profesionalidad y cuenta haber sentido el cobijo de sus compañeros actores.

Después de haber participado en 125 obras durante 50 años Jesús García reconoce el trabajo de grandes duranguenses que han influido en él y han cambiado la historia del teatro en Durango: Santos Vega Camargo, el maestro Téllez Girón, Xicoténcatl Gutiérrez, la maestra Alba del Campo, entre muchos otros con los que ha trabajado y de los cuales ha podido aprender.