Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Harry Styles da prioridad a la música que a la actuación

El actor tomó la decisión tras no ser elegido para la "biopic" de Elvis Presley.

Foto: Especial

Tras no ser elegido para interpretar a Elvis Presley en su “biopic”, el cantante y actor Harry Styles tomó la decisión de enfocarse en la música, motivo por el cual rechazó el papel del “Príncipe Eric” en la nueva adaptación de Disney de La sirenita.

El director Baz Luhrmann (Romeo + Julieta, El Gran Gatsby, Moulin Rouge) trabaja en la película biográfica de El Rey del Rock and Roll, cuyos movimientos de cadera estarán a cargo de Austin Butler (Once Upon a Time in Hollywood), quien fue el seleccionado para personificarlo.

Para el codiciado papel también acudieron a la audición Styles, Ansel Elgort, Miles Teller y Aaron Taylor-Johnson.

“Elvis fue un icono para mí cuando era niño. Había algo casi sagrado en él, casi como si no quisiera tocarlo. Luego terminé metiéndome en (su vida) un poco y no me decepcionó”, confesó el ex-One Direction, quien, pese a ello, no lamenta haberse quedado fuera del proyecto.

“Siento que si no soy la persona adecuada para la cosa, entonces es mejor para los dos que no lo haga”, declaró en entrevista con The Face.

Tras no ser elegido, fuertes rumores lo colocaron dentro de Disney, que prepara su nuevo “live action” de La sirenita. Los fans rápidamente manifestaron su aprobación a través de las redes sociales de verlo como el “Príncipe Eric”

Pero el exintegrante de la boy band británica de inmediato reaccionó: “Se discutió (sic) pero (ahora) quiero sacar música y enfocarme en eso por un tiempo”.

Para la adaptación ya están confirmados Halle Bailey como “Ariel”; Melissa McCarthy, “Úrsula”; Jacob Tremblay, “Flounder”, y Awkwafina, “Scuttle”.

“Todos los involucrados en (la película) son increíbles. Así que creo que será genial. Voy a disfrutar viéndola, estoy seguro”, dijo al respecto.

En 2017, Harry Styles presentó su primer álbum como solista, el material se colocó en la primera posición del Billboard 200 de Estados Unidos, donde vendió más de 200 mil copias. A nivel mundial la placa ha comercializado más de cuatro millones de copias. Actualmente prepara su segunda producción.