Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Sophie Turner llegó a pensar en el suicidio en época de ‘Game of Thrones’

La actriz compartió que las críticas sobre su apariencia en los inicios de la serie la hicieron caer en un estado de depresión muy profundo.

Agencia

La actriz Sophie Turner reveló en una entrevista en el podcast del Dr. Phil que cuando cumplió 17 años sufrió de depresión, cuatro años después de que comenzó a grabar la serie Game of Thrones, en la que dio vida a Sansa Stark.

"Es raro, digo que no estaba muy deprimida cuando era más joven, pero solía pensar mucho en el suicidio, aunque no sé por qué (…) Tal vez era solo una extraña fascinación que solía tener, pero sí, solía pensar en ello. No creo que alguna vez lo hubiera superado", dijo.

Este problema comenzó a agudizarse cuando recibió comentarios negativos en las redes sociales sobre su aspecto físico y fueron tan severos que la hicieron plantearse terminar con su vida.

"La gente solía decir: 'Maldita sea, Sansa ganó 4 kilos' o 'Maldita sea, Sansa necesita perder 4 kilos' o 'Sansa engordó'. Eran solo un montón de comentarios sobre el peso, o de que tenía la piel manchada, porque era una adolescente, y eso es normal, y solía recibir muchos comentarios sobre mi piel, mi peso y cómo no era una buena actriz", explicó.

Los mensajes en su contra eran tan repetidos que hasta llegó a pensar en que los usuarios en redes sociales tenían razón. "Sólo lo creía. Yo decía 'Sí, estoy gorda. Soy una mala actriz’. Lo creería. Me gustaba que (el departamento de vestuario) me apretara mucho el corsé. Me puse muy, muy tímida", relató.

La creciente negatividad llegó a su clímax cuando Turner se dio cuenta de que ya no quería salir de su casa, pasar tiempo con sus amigos o hacer casi nada. "Sólo lloraba y lloraré y lloraré, sólo por cambiarme y ponerme la ropa y pensaba 'no puedo hacer esto. No puedo salir afuera porque no tengo nada que quiera hacer".

En este punto de su vida, Sophie Turner buscó terapia y las cosas empezaron a mejorar. Ella dudó en contarle a sus padres sobre esta situación al principio hasta que comenzaron a notar varias facturas de sus visitas al psicólogo, y luego decidió dejarlos participar.

Sin embargo, Turner afirma que sufrió de depresión durante "cinco o seis años" y que ahora está en un lugar mucho mejor, con su prometido Joe Jonas a su lado, una red de amigos y familiares, que la apoyan. Así es como considera que a su vida llegó la terapia, la medicación y aprender a amarse a sí misma.

"Estoy tomando medicamentos y me amo ahora, o más de lo que solía, creo", compartió.

Tras concluir con Game of Thrones, dijo que tomará un descanso de la actuación por un tiempo para centrarse en su salud mental.

Mientras tanto, otro de los proyectos más importantes de su carrera se estrenará el 7 de junio, The Dark Phoenix, una de las más recientes historias de Marvel.