Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Mujer acude a salón de belleza para hacerse rayitos; termina con quemaduras de tercer grado

Cuando la mujer acudió a emergencias, la enfermera le comentó que el cuero cabelludo se le estaba levantando.

Foto: Especial

Idania Rivera, una mujer hispana de Texas de 31 años, sufrió quemaduras de tercer grado en la cabeza luego de asistir a un salón de belleza con el objetivo de que le realizaran unos ‘rayitos’.

En entrevista con un medio nacional, Rivera relata que, a principios de abril, acudió al lugar para preguntar cuánto tiempo tomaba este proceso, a lo que el estilista le respondió que de cinco a seis horas.

La mujer accedió. “Le dije, está bien”, mencionó Idania, quien, a las 15:00 horas, ya tenía el químico en la cabeza además del aluminio.

Rivera regresó a la casa para recibir a su hija luego de que ésta saliera del trabajo.

“Abriendo (la puerta de) la casa, yo sentí como un jalón en el cabello, como si me lo estuvieran quemando. Era muy horrible”, señaló.

Debido al ardor que sentía, la mujer regresó al local: “Iba manejando y fue muy intenso el dolor que sentía… Iba gritando. Llegué al establecimiento gritando y le dije a esta persona, por favor quítame esto de mi cabeza que me está doliendo mucho”.

El estilista le comentó a Idania que se trataba de una reacción alérgica al producto, sin embargo, cuando la mujer acudió a emergencias, la enfermera le comentó que el cuero cabelludo se le estaba levantando, por lo que le sugerían acudir con un dermatólogo o cirujano plástico.

Cuando Idania visitó al dermatólogo, éste mencionó que el problema se originó debido a que el producto estaba expirado o que la cantidad aplicada fue excesiva.

Ahora, la mujer ha interpuesto una demanda contra la estética y el fabricante del producto que se usó, Pure Light Power Lightener, de la empresa Pravana.