Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Activista mexicana alerta sobre impacto de cambio climático en población femenina

Explicó que debido a que muchas mujeres no tienen la titularidad de la tierra es complicado que participen en programas de reubicación y de vivienda.

Fotografía de archivo.

Naciones Unidas, 22 Mar (Notimex).- La activista mexicana Emilia Reyes trabaja en el marco de la ONU para que el documento final de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW) reconozca el impacto diferenciado que tiene el cambio climático en la población femenina en el mundo.

“Cuando sucede un desastre son las mujeres las que están en situación de mayor pobreza crónica y endémica, y son por ello las que reciben el impacto más grave. Sin embargo, cuando llega la ayuda de reconstrucción de infraestructura y se generan empleos ellas son las excluidas”, dijo Reyes.

En entrevista con Notimex, la activista explicó que debido a que muchas mujeres no tienen la titularidad de la tierra es complicado que participen en programas de reubicación y de vivienda.

Asimismo, ellas quedan en general al cuidado de los damnificados y de los enfermos tras los desastres. Estos impactos diferenciados del cambio climático entre los géneros, sin embargo, son escasamente reconocidos en los marcos normativos internacionales, destacó la activista.

Reyes, miembro del grupo civil mexicano Equidad y Género, forma parte de un grupo de coordinación global que impulsa cambios progresistas dentro de la agenda de la CSW, que es la más importante reunión de mujeres en el mundo, organizada cada año en la sede de la ONU en Nueva York.

Celebrada en esta ocasión del 13 al 24 de marzo, la CSW producirá un documento final que servirá de guía para que los gobiernos nacionales aprueban legislaciones que consideren la igualdad de género como uno de los pilares de sus políticas de desarrollo.

Reyes se ha especializado, entre otros temas, en el impacto que tiene el cambio climático en las mujeres, que es a menudo mayor que en los hombres debido a que ellas sufren de mayor pobreza y marginación, así como por la división del trabajo entre géneros.

“En momentos de desastre, además, se incrementa en un 80 por ciento la violencia sexual en contra de las mujeres”, señaló Reyes, quien recordó además que bajo esas situaciones, las mujeres a menudo no tienen acceso a servicios de salud reproductiva.

Asimismo, puntualizó la activista, en el tema de la adaptación al cambio climático, las mujeres tienen la información para preservar una mayor diversidad de cultivos que los hombres, en general dedicados a actividades de monocultivos con fines de lucro.

En ese sentido, Reyes precisó que los hombres están al frente de los sectores productivos que más contribuyen al cambio climático: monocultivos, transporte, ganadería e industria de los combustibles fósiles, entre otros.

Las mujeres, que producen por esa división sexual del trabajo mucho menor cantidad de gases de efecto invernadero, son no obstante quienes sufren principalmente los efectos del cambio climático.

“Por eso buscamos que en estas transiciones a modelos de energía sustentables se incluyan también criterios como paridad, acceso a las mujeres a la tecnología, fortalecimientos de capacidades e inclusión en la gestión y la toma de decisión”, asentó.

Reyes mencionó que esas transiciones con perspectiva de género tienen un reflejo en los Acuerdos de París sobre el Cambio Climático, además de que la paridad es uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la agenda de desarrollo para el año 2030.

“Nos costó mucho incluir esas perspectivas en el Acuerdo de París. Nos tomó siete años de trabajo en la conferencia de las partes para el cambio climático”, enfatizó la activista mexicano.