Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Interrogan a padre de ex primer ministro italiano por corrupción

Esto por presunto tráfico de influencias.

Agencias.

Roma, 3 Mar (Notimex).- Tiziano, padre del ex primer ministro italiano Matteo Renzi, fue hoy interrogado por los fiscales por presunto tráfico de influencias y su papel en las presiones contra la Consip, sociedad de adquisiciones de la administración pública, para favorecer a un empresario arrestado por corrupción.

“Si mi padre ha cometido un delito no solamente deberá ser procesado, sino condenado con pena doble. Mi padre debe ser procesado en caso de que los jueces lo consideren oportuno”, declaró Renzi al programa “Otto e mezzo” de la televisora privada La7.

El caso ha representado un duro revés para el ex jefe de gobierno, que compite para ocupar nuevamente la secretaria general del gubernamental Partido Democrático en las primarias previstas para el 30 de abril próximo (y de ahí buscar su regreso al frente del Ejecutivo). Renzi compareció toda la tarde del viernes en la sede de los tribunales de Roma, a donde llegó acompañado por un abogado y al término del interrogatorio se retiró por una puerta secundaria sin hacer declaraciones a los periodistas.

La hipótesis de los fiscales es que el padre del ex primer ministro obtenía beneficios económicos del empresario Alfredo Romeo, arrestado el miércoles pasado por corrupción, a cambio de su mediación para obtener contratos de la Consip. En particular, a Tiziano Renzi -quien ha negado rotundamente las acusaciones- le habrían pagado cantidades mensuales de dinero por sus favores. Otro de los involucrados es el empresario farmaceútico Carlo Russo, interrogado este viernes en Florencia, y quien también habría mediado a favor de Romeo.

Las investigaciones han corrido a cargo de las fiscalías de Nápoles y Roma. Esta última confirmó el 16 de febrero pasado que Tiziano Renzi era indagado por presunto tráfico de infuencias. En el caso también figura el actual ministro de Deportes, Luca Lotti, estrecho colaborador de Matteo Renzi, responsabilizado de haber advertido al director de la Consip, Luigi Marroni, que la magistratura había instalado micrófonos ocultos en la sede de esa sociedad en el marco de sus indagaciones. Interrogado en diciembre pasado por los fiscales napolitanos, Marroni reveló que Russo le había pedido intervenir a nombre de Tiziano Renzi y del parlamentario Denis Verdini sobre los contratos de obras públicas.

Aseguró que el padre del ex primer ministro y Verdini (condenado la víspera a 9 años de prisión por la quiebra del banco Crédito Coperativo Fiorentino) eran los “árbitros de su destino” y capaces de hacerle perder su puesto al frente de la Consip. El escándalo ha debilitado a Matteo Renzi, quien renunció como primer ministro tras perder el 4 de diciembre pasado el referéndum sobre la reforma constitucional.

El mes pasado, Renzi también dimitió como secretario general del PD para presentarse nuevamente como candidato a ese puesto en las primarias de abril y, sucesivamente, competir en los comicios generales de los que debe salir el nuevo gobierno (que se celebrarán a más tardar en 2018). La semana pasada, más de 20 diputados y varios senadores del PD renunciaron a esa formación política en protesta por lo que consideraron un manejo personalista de Renzi, quien aunque renunció como secretario general no accedió a posponer la celebración de un congreso en el que espera ser ungido como candidato al Ejecutivo.