Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

La "cultura del silencio" y los escándalos sexuales

Trabajadoras de agencias humanitarias pidieron reformas tras el caso de abuso que involucra a la organización Oxfam.

LONDRES, 8 mar (Thomson Reuters Foundation) - Mujeres que trabajan en agencias humanitarias en 80 países han pedido reformas importantes en el sector tras un escándalo sexual centrado en la organización británica de caridad Oxfam.

Una carta abierta escrita por cuatro mujeres recibió el apoyo de otras 1.000 que trabajan en agencias humanitarias, desde Gran Bretaña y Estados Unidos hasta Jordania, Sudán del Sur y Haití.

"Las mujeres que sacan la voz ahora esperan que el trabajo internacional sea mejor para las mujeres que participan de él y para aquellas cuyos derechos defendemos", dijo la carta abierta a directivos de organizaciones de beneficencia.

"Estamos muy preocupados de que la cultura del silencio, la intimidación y el abuso continúen apenas disminuya la atención de los medios de comunicación", agregó.

En el cine, los parlamentos y las empresas, las revelaciones de abuso sexual han causado conmoción y las mujeres de todo el mundo han acudido a las redes sociales para relatar sus experiencias de abuso a través de la campaña #MeToo.

Informes de que personal de la organización de beneficencia británica Oxfam pagó por sexo con prostitutas en Haití después del terremoto de 2010 han golpeado al sector.

Además, hay acusaciones de que mujeres en Siria han sido explotadas por hombres que ayudan a organizaciones benéficas y agencias de la ONU.

Una encuesta realizada por la Fundación Thomson Reuters en febrero reveló que más de 120 empleados de unas 20 organizaciones benéficas mundiales líderes fueron despedidos o perdieron sus empleos en 2017 por conducta sexual inapropiada.

Desde que el escándalo de abuso sexual se conoció el mes pasado, las agencias de ayuda han reportado 80 casos en los que ha habido daño o un riesgo a la Comisión de Caridad, que regula a las organizaciones benéficas de Inglaterra y Gales.

"Es el comportamiento de estos hombres, no nuestra queja sobre su comportamiento, lo que daña la reputación del sector y la confianza pública", escribieron en la carta Sarah Martin, Alexia Pepper de Caires, Anne Quesney y Danielle Spencer.

"La confianza en nuestro sector sólo puede restaurarse cuando hagamos y respondamos preguntas difíciles y desafiemos abiertamente a quienes explotan y se esconden detrás del buen trabajo de muchos", añadió. (La Fundación Thomson Reuters es la rama caritativa de Thomson Reuters, que cubre noticias sobre temas humanitarios, derechos de la mujer, corrupción y cambio climático. Visite http://www.trust.org)