Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Más de 300 mil desplazados desde que inició ofensiva iraquí en Mosul

Informó hoy la Organización Internacional para las Migraciones.

Agencias.

Ginebra, 4 Abr (Notimex).- Más de 300 mil civiles han huido de Mosul desde octubre pasado cuando inició la ofensiva del ejército iraquí, apoyada por la coalición internacional, para expulsar a los yihadistas del Estado Islámico (EI) de esa ciudad, informó hoy la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

La OIM coloca la cifra de desplazados iraquíes en 302 mil 400, de ellos cerca de 236 mil que provienen del oeste de Mosul, donde se desarrollan actualmente cruentos combates entre las tropas iraquíes y los milicianos del EI.

Sin embargo la Oficina de las Naciones Unidas para Coordinación de Asuntos Humanitarios precisó que 392 mil personas huyeron de sus hogares desde el inicio de la ofensiva, pero 94 mil 500 ya han regresado a sus hogares, es decir todavía hay 297 mil 500 desplazados.

Según, la Misión de la agencia de Naciones Unidas en Irak, solo desde el 19 de febrero, cuando comenzaron las operaciones en el oeste de Mosul, 235 mil 694 personas han tenido que abandonar sus hogares por los enfrentamientos entre las fuerzas iraquíes y los yihadistas.

Organizaciones humanitarias prevén que el número de desplazados siga aumentando a medida que las tropas gubernamentales y sus aliados se acerquen al casco histórico de Mosul, por lo que se están ampliando los campos de acogida ubicados al norte y al este de la ciudad. Las fuerzas iraquíes buscan tomar el control total del oeste de Mosul, después de que a fines de enero pasado capturaron el lado oriental de la ciudad, tras 100 días de combates.

El Ejército iraquí, con el apoyo de los kurdos, las milicias chiitas y la coalición internacional dirigida por Estados Unidos, comenzó el pasado 17 de octubre una gran ofensiva para recuperar Mosul, más de dos años después de haber caído en manos del grupo yihadista.

Mosul, la segunda ciudad del país y el último feudo urbano del EI en Irak, cayó en manos de los yihadistas en junio de 2014, cuando fuerzas del gobierno iraquí abandonaron sus armas y huyeron, lo que permitió a los extremistas apoderarse del norte y oeste del país.