Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Primer ministro de Pakistán dimite por nexo con 'Panama Papers'

El premier paquistaní, Nawaz Sharif, presentó su renuncia luego de que una corte lo inhabilitó por las acusaciones de corrupción contra él y sus tres hijos, ligados a los 'Panama Papers'.

Un panel de cinco jueces del Tribunal Supremo de Pakistán inhabilitó al primer ministro, Nawaz Sharif, por acusaciones de corrupción contra él y su familia.

En una decisión unánime, el alto tribunal señaló que, tras examinar las pruebas en su contra, Sharif fue recusado por no ser "sincero y honesto". El mandatario tampoco podrá mantener su escaño de diputado en la Asamblea Nacional, la poderosa cámara baja del parlamento paquistaní.

Pakistán celebrará elecciones generales el próximo año y el fallo de la corte señala que Sharif no podrá estar en la boleta.

Sharif respondió al dictamen presentado su renuncia y alegó que lo hacía para mostrar su respeto al sistema judicial nacional.

La corte pidió además al organismo anticorrupción del país que presente cargos contra Sharif y sus tres hijos por ocultar bienes en el plazo de seis semanas.

Según la Constitución, Sharif nombrará a un legislador de su elección para sustituirlo en el cargo, según expertos legales. El candidato del ex primer ministro sería ratificado por la Asamblea Nacional, donde la formación de Sharif tiene mayoría, agregaron.

No es la primera vez que la judicatura ordena el cese de un primer ministro electo. En 2012, la corte condenó al entonces primer ministro, Yusuf Raza Gilani, en un caso de desacato, forzando su dimisión.

El proceso contra Sharif y su familia se remonta a 2016, cuando la filtración de los conocidos como Panama Papers -documentos del despacho de abogados Mossack Fonseca, investigado por gestionar cuentas en paraísos fiscales- reveló que los hijos del dirigente eran los propietarios de varias empresas offshore.

Uno de los hijos de Sharif, Hussain Nawaz, reconoció entonces que poseía compañías en paraísos fiscales, pero agregó que abrieron con dinero de procedencia legal.

En abril, el máximo tribunal paquistaní respondió a los pedidos de la oposición formando un equipo de seis miembros que estudió las denuncias.

La pesquisa determinó la existencia de una "significativa disparidad" entre la riqueza declarada por la familia de Sharif y sus fuentes conocidas de ingresos.

Según la ley paquistaní, el Tribunal Supremo tiene autoridad para destituir al primer ministro.