Cambio de Gobierno. ¿Qué fue lo bueno, lo malo y lo peor del gobierno de Trump en EU? Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

¿Qué fue lo bueno, lo malo y lo peor del gobierno de Trump en EU?

Este miércoles termina el mandato de Donald Trump tras haber estado cuatro años al frente de la Casa Blanca.

Este miércoles termina el mandato de Donald Trump tras haber estado cuatro años al frente de la Casa Blanca.

EUA.- Este miércoles termina el mandato de Donald Trump tras haber estado cuatro años al frente de la Casa Blanca. A comparación de varios de sus predecesores que lograron la reelección y permanecieron hasta 8 años, el aún republicano perdió ante el demócrata Joe Biden, quien asumirá la presidencia.

El mandato de Trump podría pasar entre uno de los más polémicos, de mayor cobertura periodística, y que de acuerdo con algunos historiadores estadunidenses podría para ser uno de los peores mandatarios en la historia estadunidense.

¿Qué fue lo bueno que hizo Trump?

Los acuerdos diplomáticos de Israel y el mundo árabe

La presidencia de Trump estuvo fuertemente vinculada a la situación en Israel, influenciado principalmente por su yerno Jared Kushner, quien logró junto con el primer ministro Benjamin Netanyahu a entablar relaciones diplomáticas con Emiratos Árabes Unidos, Qatar, Sudán Baréin y Marruecos, siendo este último un restablecimiento.

Israel solamente tenía relaciones diplomáticas con sus vecinos de Jordania y Egipto. Sin embargo, muchos de los países mantienen en común en tener a Irán como una amenaza para la región, ya que tiene vínculos con Hezbolá, el cual controla secciones de Cisjordania, Líbano y Siria. Todos los acuerdos fueron gestionados bajo el mando de Mike Pompeo, quien fue como su secretario de Estado.

La reforma judicial en Estados Unidos

El First Step Act (Acta del primer paso) Es una de las mayores reformas penales que fueron aprobadas durante su administración, que incluso fue impulsada por la estrella de televisión e influencer de redes sociales, Kim Kardashian.

La medida permite que los jueces tengan más compasión al sentenciar a determinadas personas, que generalmente fueron víctimas de la delincuencia y tráfico de drogas, así como delitos menores que están cargados en algunos casos de racismo institucional. Los infractores no violentos tienen la oportunidad de volver a ingresar a la sociedad como ciudadanos productivos y respetuosos de la ley.

¿Qué fue lo malo que hizo Trump?

Trump será recordado por ser uno de los presidentes, no sólo de los menos diplomáticos, sino también de los más controvertidos. Su gestión estuvo plagada de intentos de evadir la justicia, así cómo romper tratados y conflictuar con los aliados históricos de Estados Unidos.

Abandonar el Acuerdo de París y el tratado nuclear con Irán

El mandatario logró que Estados Unidos abandonara el Acuerdo de París contra la crisis climática, esto con el fin de beneficiar el crecimiento económico a través de las energías contaminantes, principalmente vinculadas a otros socios del mandatario. La decisión de Trump criticada tanto por organizaciones ambientalistas como varios países firmantes del acuerdo.

Trump fue una de las personas más escépticas del sobrecalentamiento global, junto a su homólogo brasileño Jair Bolsonaro. El gobierno de Estados Unidos también abandonó el Tratado de Cielos Abiertos, que facilita el reconocimiento de vuelo no armamentistas y que Rusia también dejaría meses más adelante, así como acuerdos nucleares con Moscú.

La 'trama rusa' y la 'trama ucraniana'

Tras haber ganado las elecciones en 2016, los demócratas y las autoridades estadunidenses investigaron los posibles vínculos entre la campaña de Trump y el gobierno de Vladimir Putin. Incluso, que fue favorecido tras el escándalo entre Facebook y Cambridge Analytica.

El fiscal del caso, Robert Mueller, dictaminó que existían evidencias de posibles vínculos entre el Moscú y miembros de la campaña de Trump, con el que sentenciaron a varios de sus allegados, como Roger Stone y Michael Flynn, que fueron indultados por el propio mandatario.

¿Qué fue lo peor que hizo Trump?

La toma del Capitolio bajo un supuesto fraude electoral

Tras no reconocer la victoria del demócrata Joe Biden, acusando sin pruebas de un supuesto fraude electoral ante tribunales locales y la Corte Suprema de Estados Unidos, sus fanáticos de la extrema derecha terminaron siendo convencidos y provocaron un ataque al Capitolio en el que fallecieron cinco personas y puso en riesgo a los miembros del Congreso de Estados Unidos.

Algunos de los manifestantes, que acudieron al discurso de Trump en el día de la certificación de la victoria de Biden, iban completamente armados. El ataque provocó que para la investidura de Biden se tuviera que reforzar la seguridad y la detención de un centenar de personas que ingresaron al recinto.

La política contra la migración

Trump tuvo el repudio de decenas de organizaciones por imponer las mayores restricciones para impedir la llegada de la migración a Estados Unidos, desde construir un nuevo muro fronterizo al sur del país hasta limitar las políticas de asilo de migrantes centroamericanos y prohibir el ingreso a ciudadanos de algunos países musulmanes.

No sólo buscó imponer políticas de tercer país seguro en Guatemala, El Salvador y Honduras, también buscó amenazar con la imposición de aranceles a México si no controlaba las caravanas migrantes, así como prometer que su vecino del sur pagaría el muro fronterizo. Miles de centroamericanos, haitianos y cubanos permanecieron en las ciudades fronterizas con México a la espera de que fuera recibida su solicitud de asilo humanitario.

Reprimir las protestas de Black Lives Matter

Tras el asesinato del afroamericano George Floyd "a pies" del oficial de la policía de Minneapolis, Derek Chauvin, se registraron protestas alrededor de Estados Unidos contra el racismo policial imperante en el país, en que nació el movimiento Black Lives Matter (La vida de los negros importa).

La protesta incluso provocó que el propio Trump fuese resguardado por el servicio Secreto tras las protestas a las afueras de la Casa Blanca. El mandatario no medió ningún diálogo con los manifestantes, incluso los acusó de ser partidarios de la extrema izquierda y utilizó a elementos de la Guardia Nacional para reprimir las manifestaciones en ciudades como Minneapolis, Nueva York y Portland.

Sus simpatizantes, al ver las escenas de protestas en las calles, realizaron diversos ataques armados a los manifestantes y que terminaron radicalizándose conforme avanzaba la campaña presidencial en Estados Unidos. Los casos de racismo policial no disminuyeron tras la muerte de Floyd.