Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Rivales de Sudán del Sur acuerdan alto al fuego para lograr la paz

El Ministro de Relaciones Exteriores de Sudán, Al-Dirdiri Mohamed Ahmed, informó que el acuerdo fue firmado esta tarde por Kiir y Machar, en presencia del presidente sudanés Omar al-Bashir en la capital sudanesa.

El presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir, y el ex vicepresidente, Riek Machar, firmaron hoy en esta capital un alto al fuego permanente, que entrará en vigor dentro de 72 horas, como el primer paso hasta lograrun acuerdo de paz definitivo.

El Ministro de Relaciones Exteriores de Sudán, Al-Dirdiri Mohamed Ahmed, informó que el acuerdo fue firmado esta tarde por Kiir y Machar, en presencia del presidente sudanés Omar al-Bashir en la capital sudanesa.

"Se declara un alto el fuego permanente en toda la República de Sudán del Sur y entrará en vigor dentro de las 72 horas de la firma de esta declaración de acuerdo", anunció Mohamed Ahmed.

El canciller sudanés recordó que el documento fue alcanzado después de la ronda conversaciones de la semana pasada, que celebraron ambas partes en Addis Abeba, bajo la mediación del primer ministro etíope Abiy Ahmed, según reporte de la televisión Al Yazira.

El alto al fuego, el último impulso por la paz en Sudán del Sur, se produce como parte de una nueva oferta presentada por los líderes de África Oriental con las dos partes en conflicto ante las posibles sancionadas de las Naciones Unidas (ONU) en su contra.

El acuerdo firmado por el presidente de Sudán del Sur y su ex vicepresidente exige la apertura de corredores para la distribución de ayuda humanitaria, la liberación de prisioneros y la retirada de las fuerzas de ambas partes.

En agosto de 2015, Kiir y Machar firmaron un acuerdo de paz, que finalmente colapsó en julio de 2016 cuando estallaron nuevos enfrentamientos entre las dos partes en Juba, capital de Sudán del Sur.

Desde su llegada a Jartum, Kiir y Machar expresaron su disposición a negociar la paz e impulsar el diálogo en presencia del presidente al-Bashir y su homólogo de Uganda, Yoweri Museveni.

La guerra de Sudán del Sur, que ha matado a decenas de miles de personas y desplazado a unos cuatro millones, estalló en diciembre de 2013 cuando Kiir acusó a su entonces vicepresidente Machar de planear un golpe en su contra, desbaratándose el optimismo que los acompañó en la lucha por la independencia de Sudán dos años antes.

Desde entonces, el conflicto se ha expandido y la lucha se ha intensificado con más de una docena de facciones enfrentadas, la mayoría bajo la Alianza de Oposición de Sudán del Sur (SSOA), que no está incluida en el acuerdo firmado este miércoles en Jartum.