¿Cómo es el operativo de alcoholemia? ¿cuánto cuestan las multas? aquí te explicamos Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

¿Cómo es el operativo de alcoholemia? ¿cuánto cuestan las multas? aquí te explicamos

Ante esta situación, la corporación mantiene protocolos de actuación muy estrictos.

Luego de que se registrara otra cifra histórica de personas detenidas por conducir bajo los influjos del alcohol con un total de 150, le presentamos los protocolos que se siguen luego de ser detenido por las autoridades.

Este fin de semana la Dirección de Tránsito y Vialidad de Torreón, desarrolló como cada semana el operativo de alcoholemia en distintos puntos del municipio.

Pedro Luis Bernal, jefe de la corporación, explicó que fueron aplicadas más de 150 pruebas dejando como resultado 98 conductores detenidos en estado de ebriedad y el resto por aliento alcohólico.

Ante esta situación, la corporación mantiene protocolos de actuación muy estrictos que a continuación les explicamos.

Durante este programa hay gente agresiva, otros huyen o incluso golpean unidades o a los oficiales. Situación que no será tolerada por parte de los agentes.

Las mediciones son las siguientes: de 0-0.19 miligramos de alcohol por litro de aire expirado, el conductor puede continuar su camino, de 0.20-0.39 es aliento alcohólico, acreedor a infracción y de 0.40 en adelante se considera estado de ebriedad, lo que amerita el ser detenido en la Cárcel Municipal.

El uso de grúa que es un estimado de 400 a 600 pesos, el pago de corralón 400 pesos, así como la multa municipal que es de 1,250 y la estatal que podría ascender hasta los 5 mil pesos.

Los detenidos son puestos a disposición del Ministerio Público, por lo que deben acudir a realizar el pago al Cereso de Torreón, donde se entrega una carta dirigida al Alcalde de la Cárcel Municipal.

Después a garantías municipal para el pago de la multa por conducir en estado de ebriedad, de ahí se debe acudir a Tránsito y Vialidad, estos dos pagos más la copia de la licencia de conducir y un documento que acredite la propiedad del vehículo, otorgan una orden para liberar finalmente el vehículo.