Hombre muere tras caer a canal de riego en Torreón Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Mientras viajaba en su bicicleta, hombre cae a canal y muere ahogado en Torreón

Tras una intensa búsqueda que se extendió varios kilómetros, los Bomberos lograron localizar el cuerpo flotando en el canal, a la altura del ramal Coyote-La Partida, a espaldas del Ejido Santa Fe.

Hombre muere tras caer a canal de riego en Torreón
Hombre muere tras caer a canal de riego en Torreón

Torreón, Coah.- Un hombre de la tercera edad falleció ahogado, luego de que cayó a un canal de riego mientras circulaba en su bicicleta, siendo su cuerpo rescatado kilómetros adelante.

Este fatal accidente ocurrió durante la mañana de este lunes, alrededor de las 11:15 horas, cuando al Sistema de Emergencias 911 ingresaron diversas llamadas donde vecinos de la colonia San Agustín reportaron que un hombre en bicicleta había caído al canal.

Rápidamente corporaciones de seguridad y rescate se dirigieron al lugar, encontrando solamente dentro del agua la bici, por lo que los Bomberos comenzaron a peinar el canal.

Tras una intensa búsqueda que se extendió varios kilómetros, los Bomberos lograron localizar el cuerpo flotando en el canal, a la altura del ramal Coyote-La Partida, a espaldas del Ejido Santa Fe.

Ahí los elementos se introdujeron con chalecos salva vidas y cuerdas, logrando sacar el cuerpo sin vida de un hombre de la tercera edad.

Más tarde el ahora occiso fue identificado, gracias a que llevaba consigo su credencial de elector, como José Alejandro de Santiago Pimentel, de 60 años, quien tenía su domicilio en el Ejido La Paz de Torreón.

Finalmente, el cuerpo fue trasladado al Semefo por elementos de la Fiscalía General del Estado, donde permanecerá hasta que sus familiares reclamen sus restos.

Cabe destacar que se trata del primer ahogado en la ciudad de Torreón para el presente ciclo de riego agrícola, por lo que las autoridades pidieron a la ciudadanía extremar precauciones al transitar cerca de los canales y no introducirse a nadar en ellos.