La Laguna. Por pandemia, demanda de servicios de desinfección aumenta 300 por ciento Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Por pandemia, demanda de servicios de desinfección aumenta 300 por ciento en La Laguna

Alejandro Pérez emprendió en marzo su negocio denominado PH Laguna, aunque más que por negocio, fue para la sanidad de su casa por el bienestar de su familia.

Alejandro Pérez emprendió en marzo su negocio denominado PH Laguna, aunque más que por negocio, fue para la sanidad de su casa por el bienestar de su familia.
Sus principales clientes son aquellos que se preocupan por su salud

La Laguna.- Alejandro Pérez emprendió en marzo de este año su negocio denominado PH Laguna, dedicado a la desinfección de espacios y cumplimiento de protocolos de salud en medio de la pandemia por el covid-19, aunque más que por negocio, la inversión que realizó fue para garantizar la sanidad de su casa por el bienestar de su familia.

Ya con la experiencia que ha adquirido y ante el rebrote del virus en la población, el emprendedor aconseja seguir las reglas impuestas por la autoridad sanitaria; asegura que el lavarse las manos consistentemente, usar cubrebocas, gel antibacterial y mantener la sana distancia.

“La demanda de servicios ha ido variando desde el inicio al contexto actual de la situación. Con el paso de los meses fue disminuyendo cuando disminuyó la pandemia y se controló; pero ante el rebrote agresivo que se ha tenido en las últimas semanas, el repunte de servicios y necesidad de la gente ha crecido mínimo hasta 300 por ciento”.

Sus principales clientes son aquellos que se preocupan por su salud; desde madres o padres de familia preocupados por sus hijos, hasta jefes preocupados por la salud de sus colaboradores y empresarios de cualquier giro, sea del ramo industrial, metalmecánico, muebleros, administrativas, entre otras.

No bajar la guardia para evitar contagios

Alejandro Pérez lamenta que el aumento en las cifras de contagios, se deba a que la población haya bajado la guardia en materia de precaución y protocolos de sanidad. Si bien no por inconsciencia, sí hubo demasiada confianza ante el descenso de las cifras de contagios. “En este descuido se generó el efecto multiplicador de contagios” .

De ahí que el especialista recomienda en primera instancia, mantener la sana distancia, al menos 1.5 a 2 metros de separación.

El lavado de manos continuo. “Nuestras manos se convierten en el principal medio de transporte del virus, por lo que es muy fácil el contagio. De ahí que lavarse las manos de manera frecuente, no sólo antes de comer o después de ir al baño”. Por lo que el no tocarse la cara, los ojos, nariz o boca, ya que si se tiene el virus en las manos, el contagio será inevitable.

Evitar acudir a lugares concurridos o poco ventilados, ya que no se garantiza tampoco la limpieza del mobiliario. Contar con un desinfectante de áreas, gel antibacterial, sin tener el miedo de terminarse, así como los cubrebocas Cualquier medida no es excesiva, es necesaria.