Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

"No importa el riesgo del sueño americano, nadie y mucho menos un gobierno me lo quitará"

“Nosotros no queremos estar en México, queremos ir a Estados Unidos”.

Helen, es una madre soltera de 45 años de edad, originaria de Honduras, de carácter fuerte y clasificada como la persona 415 en el albergue de migrantes, instalado en la zona sur de Piedras Negras.

Se trata de una persona, que ya “probó” el sabor del “sueño americano”, ya que en 1998 cruzó a los Estados Unidos, nadó por el Río Bravo y llegó a Houston, donde trabajó como servidumbre en una fina propiedad de esa ciudad.

Esta mujer, percibirá 500 dólares por semana, dinero que envió por cinco años a su familia mediante un bando, con el que señaló “vivían más que bien, excelente”.

Esta mujer, narró que su hijo de 29 años, es motivo suficientes para salir y volver a cruzar nadando, sin importar el riesgo, aseguró que su sueño nadie y mucho menos ningún gobierno se lo quitará.

“Nosotros no queremos estar en México, queremos ir a Estados Unidos”, señaló.

Helen, aseguró que el gobierno de su país “no vale pija”, motivo suficiente para emigrar a los Estados Unidos.

“No hay trabajo ni nada”, señaló.

Esta mujer asegura que, de salir del albergue, solo bastarán dos días para estar en el vecino país, sin importar el peligro que esto implique.

“A mí no me importa el riesgo de nadar”.

Sobre el tratado del gobierno en Coahuila, respondió: “ya nos están poniendo Oxxo y toda la vida, ya nada más les falta que nos pongan un Walmart”.