Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Traición y dolor: Nicole, en búsqueda del sueño americano

Las amenazas de muerte la obligaron a huir de su país hacia México en donde fue localizada por sus agresores, ante lo que determinó buscar ayuda en los Estados Unidos en donde ahora pretende rehacer su vida.

Detrás de cada migrante que busca penetrar a toda costa la frontera de Estados Unidos para hacerse acreedor a un juicio de asilo político, hay testimonios tristes que los llevaron a huir de su país, un ejemplo es el de Nicole, hoy una mujer de 18 años quien fue violada y amenizada se muerte por quien pensó eran sus amigos.

La felicidad e inteligencia de Norexa Nicole Arreola, originaria de Honduras, esconde lo que para toda mujer es un trágico ser violada por un grupo de hombres a quien ella consideraba sus amigos.

Nicole hace dos meses comenzó uno de los viajes más largos de su vida para buscará asilo político en los Estados Unidos, luego de haber si violada por un grupo de amigos, además de grabada con un teléfono celular y objeto de burla de su comunidad, hoy es parte de quienes son asistidos en la Casa del Migrante “Frontera Digna” y junto a ella, su hermana, su cuñado y un sobrino.

Nicole mientras tenía aún 17 años, recuerda el día en que salió de su casa acompañada de un tía y se dirigía a un velorio, cuando fue llamada a un lugar apartado por sus amigos, a quienes consideraba sus hermanos quienes la agredieron sexualmente.

Tras la agresión, Nicole trató de buscar ayuda, sin embargo, sus pocas posibilidades económicas no se lo permitieron, sus agresores continuaron al acecho.

Las amenazas de muerte la obligaron a huir de su país hacia México en donde fue localizada por sus agresores, ante lo que determinó buscar ayuda en los Estados Unidos en donde ahora pretende rehacer su vida.

Este lugar, pareciera en su interior albergar una sola familia por la manera en que conviven, tal como lo detalla Elizabeth Cárdenas encargada albergue “Casa del Migrante Frontera digna”, quien reconoce el dolor por el que atraviesan estas personas como es el caso de Norexa.

La presencia de migrantes de otros países, está llena de testimonios de sufrimiento y son sobre todo claros ejemplos de que todos merecemos una segunda oportunidad.