Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

El cambio climático: Las terribles consecuencias si no hacemos algo

De no actuar pronto, los daños a la tierra podrían ser irreversibles.

El Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de la ONU (IPCC) Advirtió en un informe que la humanidad tiene hasta el 2030 para limitar el calentamiento global a un máximo de 1.5 grados centígrados. De no hacerlo, el planeta enfrentaría graves consecuencias como calor extremo, sequías, epidemias, conflictos sociales y políticos, inundaciones y pobreza globalizada.

Esta advertencia no es la primera, pero lamentablemente, todas han ido quedando en el olvido.

La indiferencia del ser humano ante esta situación debe comenzar a cambiar para no sufrir los terribles efectos de esto en nuestra vida cotidiana

Los científicos de este panel advirtieron que estamos en la hora crítica y que las acciones y programas para contrarrestarlo deben comenzar de inmediato. De no hacerlo, el cambio será irreversible, y el cambio climático afectará de manera directa la salud de la humanidad y a los ecosistemas del planeta.

Limitar el calentamiento global a 1.5° C comparado con la era preindustrial requiere de cambios radicales y de gran alcance en la generación y consumo de energía, en la industria, transporte, comercio, vivienda, basura y protección ambiental.

Incluso desde uno mismo se puede comenzar, modificando algunos hábitos que tengan efecto positivo en la naturaleza, como lo pueden ser evitar el consumo de productos que no cumplan con las condiciones de reciclaje, inocuidad y biodegradación, así como todos los materiales químicos que representan un riesgo.

En el consumo de alimentos, debemos prestar atención. La agricultura produce un tercio de las emisiones globales de gases de efecto invernadero. Los productos cárnicos y lácteos generan casi la mitad de estas emisiones; es decir, son mayores que las descargas combinada del transporte (avión, tren, automóvil, autobús y barco) en todo el mundo.

De no cambiar los hábitos, estas serían las consecuencias que afectarían al mundo a corto plazo:

  • Más de la mitad de la población del mundo enfrentará la falta de agua.
  • Casi el 70% de la población estará expuesta al consumo de alimentos y agua contaminada o en condiciones muy por debajo de las normas actuales.
  • Aumentarán las muertes y enfermedades por cáncer, diabetes, calor, obesidad, cardiacas, pulmonares, contaminación e infecciones.
  • Mayores inundaciones, sequias, olas de calor, tormentas, incendios forestales, ruptura del ciclo de cultivos, el nivel de los mares podría aumentar entre 10 y 15 centímetros; con todo lo que implica en costos económicos, demográficos y ambientales.
  • Más de la mitad de los hábitats naturales, bosques, zonas de reserva, selvas y valles quedarán convertidos en tierras estériles, condenando a la extinción a la fauna y flora.
  • La sobrepoblación originará grandes flujos migratorios incontrolados acarreando conflictos y tensiones políticas.
  • Las masas de hielo polar, glaciares y permafrost se extinguirán más rápidamente y de forma irreversible.
  • Los océanos se convertirán en zonas muertas, sobreexplotados y contaminados dejarán de ser una fuente de alimentación y contribuirán a extender grandes volúmenes de basura y desechos químicos y nucleares.