Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

PRD urge a proteger a menores ante crimen y violencia

Al alertar que en México 4 mil 664 niñas, niños y adolescentes han sido asesinados los últimos cinco años, el PRD llamó al Sistema Nacional de Seguridad Pública a asumir su responsabilidad ante la problemática.

Al advertir que al menos 4 mil 664 niñas, niños y adolescentes han sido asesinados en los últimos cinco años, la coordinadora del PRD en la Cámara de Diputados, Verónica Juárez, urgió a los integrantes del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) a asumir su responsabilidad y proteger eficazmente a los menores ante la inseguridad y la delincuencia.

Sostuvo que México es cada día más peligroso para la infancia, incluso con respecto a países en conflictos bélicos como Sira y Palestina.

“A tal grado es el nivel de violencia en su contra, que cada día son asesinados tres infantes y desaparecidos otros cuatro, lo que claramente significa que el Estado no cumple su obligación de garantizar seguridad a los casi 40 millones de menores de edad que habitan el país”, subrayó.

La legisladora perredista señaló que, de acuerdo con datos oficiales y de organizaciones como la Red por los Derechos de la Infancia en México, en los últimos cinco años han sido asesinados 4 mil 664 niñas, niños y adolescentes, siendo hombres ocho de cada diez víctimas.

En ese mismo periodo se tiene reporte de 3 mil 297 feminicidios, de los cuales 317 corresponden a niñas de cero a 17 años, es decir, uno de cada diez crímenes de género en México es contra una menor de edad.

“Cabe indicar que, de acuerdo con la organización Save The Children, la tasa de homicidio de niños en México es de 4.9 menores de edad de entre cero y 19 años por cada 100 mil habitantes, mientras Siria presenta una cifra de 1.0 y Palestina mantiene un 2.7”, puntualizó Juárez.

Remarcó por ello la urgencia de que los integrantes del SNSP actúen en consecuencia y llamó al Congreso de la Unión a participar, conforme a sus facultades, en la solución de este grave problema.

Instó a los tres niveles de gobierno a generar condiciones para reducir la violencia contra los menores de edad, pues la descoordinación, aunada a la violencia y la impunidad, potencia los riesgos para los pequeños, como ser víctimas de homicidios, feminicidios y reclutamiento por parte de organizaciones criminales.

Insistió en que, cada vez con mayor frecuencia, las niñas y los niños son víctimas de las agresiones físicas, psicológicas, laborales y sexuales, incluso en lugares donde se les debería proteger y resguardar, como su hogar, escuelas, deportivos, albergues, hospitales, orfanatos e iglesias.