Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Cumbre europea analizará terrorismo e inmigración este jueves y viernes

Esto dos días después de un nuevo atentado que no causó víctimas en pleno centro de la capital.

Agencias.

Bruselas, 21 Jun (Notimex).- Bruselas recibe este jueves y viernes a los jefes de Estado y de gobierno de la Unión Europea (UE) para una cumbre centrada en la lucha contra el terrorismo y la inmigración irregular, que se celebrará dos días después de un nuevo atentado que no causó víctimas en pleno centro de la capital.

El ambiente político en Europa se ha calmado tras las elecciones francesas y la fuerza de los partidos anti-UE parece estar “empezando a disminuir”, dijo el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

Aún así, el dirigente considera necesario “probar al pueblo” que los gobernantes de la mancomunidad son “capaces de restaurar el control sobre eventos que arrollan y a veces aterrorizan”.

El terrorismo “sigue siendo una amenaza importante” y los recientes atentados en Europa ponen en evidencia el surgimiento de “una nueva oleada de radicalización doméstica”, señaló en la invitación a la cita, enviada a los gobernantes de los Veintiocho el martes, horas antes del ataque en la Estación Central de trenes de Bruselas.

Tusk sostiene que ahora es el momento de atacar la propaganda terrorista en internet, después de haber tratado en reuniones precedentes el problema de los europeos que regresan a sus países luego de combatir junto a grupos terroristas en Siria o Irak.

a celeridad es esencial, dado que la propaganda terrorista “tiene mayor impacto en las primeras horas tras ser publicada”, dijo.

La idea cuenta con el respaldo de Francia y Reino Unido, que ya sugirieron que se sometan a penalidades legales a las compañías de internet que no cooperen. Los Veintiocho también tienen previsto pedir que la Comisión Europea allane el camino para la creación de un “portal de búsqueda europeo” que reuniría informaciones generadas por los diferentes servicios de inteligencia y policía de la UE.

El sistema permitiría a las autoridades de cualquier país investigar, con una única búsqueda, datos personales y biométricos almacenados en todas las bases de datos europeas.

Se acordará, asimismo, crear un programa común de investigación y desarrollo para el sector de Defensa, siguiendo la decisión de los Veintiocho de avanzar hacia una Defensa europea, disminuyendo su dependencia de Estados Unidos, Reino Unido y la OTAN.

Tusk pidió “comprometerse” a los Veintiocho tanto en proyectos comunes para el desarrollo de capacidades de defensa como en operaciones militares. En materia de migración, la segunda prioridad de la cita, los líderes europeos insistirán en la necesidad de aumentar la presión para que los países de origen acepten el regreso de los indocumentados expulsados por la UE.

Por su parte, Tusk pedirá más recursos para apoyar la guardia costera de Libia, principal punto de partida de los buques clandestinos en la actualidad.

El número de personas llegadas en forma indocumentada en Italia tras cruzar el Mediterráneo ha aumentado 26 por ciento en lo que va del año comparado con 2016 y mil 900 personas perdieron la vida en el viaje.

En los esfuerzos para recobrar la confianza de los ciudadanos, Tusk también llamará a la UE a reforzar los instrumentos europeos de defensa comercial a fin de proteger al bloque contra la “globalización no controlada” y “aquellos que quieren abusar de nuestra apertura”.

Sobre la mesa se encuentra la idea de someter a escrutinio las inversiones extranjeras en la UE, propuesta por el presidente de Francia, Emmanuel Macron, quien por primera vez participará en una cumbre europea.

La cita aún reservará tiempo para el “Brexit”: se espera que la primera ministra británica, Theresa May, presente una propuesta sobre el futuro de los casi cuatro millones de ciudadanos de la UE y de Reino Unido que viven en el otro lado del Canal de la Mancha.

May no está invitada a la cena del jueves, en la que los gobernantes de los países que permanecen en la UE abordarán el inicio de las negociaciones del divorcio, el pasado lunes, y acordarán los criterios para repatriar las agencias europeas con base en Londres.