Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Por armas y drogas, ocho de cada 10 causas penales

El nuevo sistema de justicia ha atendido 23 mil 383 asuntos desde que fue puesto en marcha.

Desde que se implementó la primera etapa del nuevo sistema de justicia penal en noviembre de 2014, 55 por ciento de las causas penales atendidas por delitos del ámbito federal se debió a la portación de arma de fuego, de acuerdo con un informe del Consejo de la Judicatura Federal.

Hasta el 19 de abril pasado se judicializaron 13 mil 57 causas penales en los centros de justicia penal federal, y 7 mil 92 fueron por el uso ilegal de armamento de uso exclusivo que se asocia, en mayor medida, con los grupos del crimen organizado.

En esa misma temática, los delitos contra la salud se ubican como el segundo motivo para presentar una denuncia ante un juez federal. La portación, producción, distribución y venta de sustancias tóxicas concentra 22 por ciento de las causas presentadas.

La portación de armas de fuego y delitos contra la salud acaparan 77 de cada 100 causales presentadas ante jueces federales, lo que implica una muestra del aumento en las operaciones del narco y del acaparamiento que registran estas causales para el sistema de justicia penal en el orden federal.

Cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública señalan que entre enero y mayo se denunciaron 3 mil 292 crímenes contra la salud y 5 mil 602 por portación de armamento exclusivo de las policías y el Ejército.

El panorama de la fuerza que ostenta el crimen organizado se observa también en los delitos del fuero común. En lo que va de 2017 se han registrado cifras récord en materia de violencia relacionada con los cárteles de la droga, cuando en mayo se tuvo el mes más violento del que se tiene registro al contabilizar 2 mil 186 homicidios dolosos.

También se muestra un alza constante en el número de asesinatos respecto a años anteriores, esto ha derivado en que en el periodo entre enero y mayo de 2017 se denunciaron 9 mil 916 asesinatos, lo que representa la cifra más alta para dicho lapso desde que las autoridades federales comenzaron a registrar la incidencia delictiva en 1997.

En el informe del CJF se ubica el robo de hidrocarburos y otros delitos previstos en la materia como la tercera causa penal para iniciar un juicio. En casi tres años del nuevo sistema de justicia se han presentado 810 causas de este tipo, que representan 6.3 por ciento del total.

Este delito tomó mayor relevancia por los actos violentos cometidos en Puebla por huachicoleros, que instalan tomas clandestinas en los ductos de Petróleos Mexicanos.

Los cálculos hechos por Pemex revelan que se pierden casi 2 millones de pesos cada hora por el robo de hidrocarburos, dicha cifra representa jugosas ganancias para el crimen organizado. El año pasado se localizaron 5 mil 252 tomas clandestinas en 29 estados, lo que representa un aumento de casi 200 por ciento respecto a las reportadas en 2006.

El CJF señala que de las 13 mil 57 causas penales, 99 por ciento se ha judicializado en flagrancia, y que se presentan ante un juez de la siguiente manera: 52 por ciento llegan con una persona en calidad de detenido, 11 por ciento en libertad y el restante 37 por ciento llega ante el juez sin detenido.

El nuevo sistema de justicia ha atendido 23 mil 383 asuntos que derivaron en la imputación de 18 mil 616 personas entre el 24 de noviembre de 2014 y el 19 de abril de 2017.