Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

La Luna y la Semana Santa

Luna rosa, luna de primavera, luna de miel, luna del cazador, lunas y más lunas. La Luna es sin duda, el objeto celeste más observado y que más influencia tiene sobre nosotros, y no solo física, sino social y religiosa, la Luna forma parte de nuestras tradiciones y costumbres.

La Semana Santa, el evento más importante para el cristianismo es marcado también por la Luna. Si bien la celebración de la pascua Judía esta referenciada por un sistema calendárico lunar, la Semana Santa Católica se celebra a la par pero sin coincidir nunca con esta celebración.

Cuando “cae” la Semana Santa siempre es una expectativa hasta que vemos el calendario del año siguiente, en la sociedad actual de teléfonos inteligentes y conectividad ilimitada, nos hemos desconectado de fenómenos celestes que marcan festividades y eventos importantes para nuestrasvidas.

Los primeros tres siglos de cristianismo hubo importantes problemas para definir la fecha de estas celebraciones, en el concilio de Arlés en el año 314 se reconoció la necesidad de fijar una fecha, sin embargo fue hasta el año 514 cuando Dionisio el Exiguo definió la fecha con una regla más o menos de la siguiente manera: el domingo de Resurrección siempre será “el primer domingo después de la Luna llena siguiente al equinoccio de primavera”, esta parece ser una regla sencilla.

Sin embargo las cosas no son tan simple como parecen; como sabemos, el equinoccio de primavera no siempre es la misma fecha, a veces puede ser el 20 de marzo o el 22 de marzo, entonces para evitar esas ambigüedades fuenecesario determinar como fecha de equinoccio el 21 de marzo.

Otra regla que además fue adoptada para diferenciar la Pascua Judía de la Cristiana fue que cuando la luna llena fuera el domingo, se pasaba al siguiente domingo la celebración de resurrección.

Dicho lo anterior podemos entender entonces que la pascua de Resurrección nunca puede ser antes del 22 de marzo (cuando la Luna llena sucede el 21 de marzo que además es sábado) ni después del 25 de abril (cuando hay Luna llena el 20 de marzo y, además, el 18 de abril ­fecha de la siguiente Luna llena, es un domingo, lo que hace retrasar la Pascua de una semana).

Conocer y entender nuestras tradiciones nos permite no perderlas, darles significado y reconocerlas como parte de nuestros orígenes.Por ejemplo, la tradición de los huevos de Pascua podría parecer con poco significado, sin embargo nos habla de historias interesantes.

Si bien el significado de los huevos de pascua es muy diverso en todo el mundo, habla de renacimiento y de ciclos de vida. Entre los siglos IX y XVIII, la Iglesia prohibió el consumo de huevos durante la cuaresma por considerarlo equivalente a la carne, y por ello lagente los cocía y los pintaba para diferenciarlos de los frescos y poder consumirlos el día de Pascua de Resurrección. Con el tiempo, estas tradiciones se incorporaron a la festividad de Pascua de Resurrección y hoy en día el huevo de Pascua es un símbolo universal.