Lerdo, Durango.- Ante la presencia de la Policía Municipal, habitantes de las colonias César G. Meraz, Villa Jardín, Emiliano Zapata, se sintieron amedrentados, luego que estos no dejaran que el personal de Sapal, encendiera la bomba que abastece de agua